La entrenadora madrileña que logró la permanencia en la Liga PREMAAT Femenina con el CN Madrid Moscardó desvela sus sensaciones de cara al WP Tour Academy que organiza del 7 al 14 de julio European Sports Dreamers en Utiel (Valencia)

Bea Espinosa es sin lugar a dudas una de las entrenadoras de referencia no sólo en Madrid, sino también a nivel nacional, puesto que se ha hecho a sí misma, logrando liderar desde el banquillo el proyecto deportivo del CN Madrid Moscardó que hace unas semanas garantizó de manera meritoria su permanencia en la máxima categoría del waterpolo español femenino. Lo cierto es que después de toda una vida dedicada al deporte del balón amarillo, la entrenadora madrileña no ha perdido la ilusión con la que empezó a jugar desde bien pequeñita. Con el paso del tiempo, Espinosa se fue poco a poco formando como profesional y ahora no sólo lleva ya con esta are temporadas al frente del equipo de División de Honor, sino que a su vez es la responsable técnica del equipo juvenil del Moska. 

 

«A nivel de categorías he trabajado mucho, pero sobretodo lo he disfrutado, ya que me ha permitido obtener grandes resultados«, explica Espinosa quien con la intención de continuar creciendo como profesional del waterpolo ha decidido sumarse al proyecto promovido desde European Sports Dreamers para la creación este año del primer campus. Un campus que entra dentro del proyecto para con el waterpolo de esta empresa multideportiva, la cual pretende trasladar su exitoso modelo ‘WP Kids Tour’ a la formación de los más pequeños entorno a un proyecto que busca marcar un antes y un después al sustentarse en tres premisas: bueno, bonito y barato.

«Se trata de una oportunidad muy interesante, diferente, de la cual puedo seguir aprendiendo y enseñar lo que sé. Será una experiencia diferente y gratificante volver a trabajar con niños pequeños«, explica Bea, quien considera que la formación a esas edades juega un papel fundamental en la proyección deportiva: «Es muy importante que los niños tengan oportunidad de vivir durante varios días seguidos una convivencia con otros niños que comparten el mismo gusto por el waterpolo, y que trabajen y aprendan. Están en periodo de aprendizaje y formación, con lo cuál todo lo que sea dedicarle más tiempo del habitual de un modo lúdico, con el objetivo de que aprendan y disfruten de esto creo que es muy importante para que los niños se enganchen a este deporte», puntualiza a la par que desvela que con este proyecto espera «aportar los conocimientos que sé sobre waterpolo, para que los niños mejoren, aprendan pero sobretodo disfruten de la experiencia»