Por segundo año consecutivo, el entrenador del primer equipo del CB Elche Mustang formará parte del staff técnico del Handball Tour Academy, campus que el propio Rocamora define como «extraordinario», en cuanto a la calidad humana del grupo. «La experiencia del curso pasado hace que quiera seguir vinculado por supuesto a este proyecto», reconoce el también seleccionador de categorías de la Comunidad de Valencia

Uno de los claros puntos fuertes a tener en cuenta del Handball Tour Academy que se celebrará en Elche (Alicante) entre los días 30 de junio y 6 de julio de 2019 pasa por la consolidación del staff técnico que tan buenas sensaciones dejaron en la edición anterior. Y es que al fin y al cabo poder desarrollar un campus de estas características con la participación de entrenadores y jugadores de la talla de Gedeón Guardiola, Lara González o José Ignacio Prades es todo un lujo para European Sports Dreamers, que por su parte volverá a contar con los servicios desde a pie de pista de Joaquin Rocamora, entrenador del primer equipo femenino del CB Elche Mustang que milita en la Liga de División de Honor Femenina. Rocamora es un técnico conocido no sólo en la provincia de Alicante, sino en toda España debido a la labor que viene realizando en el representativo ilicitano, pero también en otros menesteres como selecciones de categorías en la Federación de la Comunidad Valenciana. En definitiva, todo un seguro que nos acompañará y que a varios meses del inicio del campus ha querido compartir con nosotros sus sensaciones.

– Cuéntanos como fueron tus inicios en el balonmano…
«En mi colegio, Santo Domingo (Orihuela), se ofertaban prácticamente todos los deportes posibles (Fútbol, fútbol-sala,balonmano,baloncesto,hockey hierba…) y se nos acercó el entrenador de balonmano a los que jugábamos a fútbol sala que faltaban niños, que si queríamos probar, nos apuntamos prácticamente todos los niños,ya que erámos un grupo de amigos. Ese mismo año, quedamos sub-campeones de los juegos escolares».
– ¿Qué te llamó del balonmano?
«Realmente siempre me han gustado los deportes colectivos dónde ocurren muchas cosas y el balonmano es uno de ellos sin duda. Cada 20-30” tienes un objetivo nuevo, una meta que cumplir y esto hacía que se hiciera muy divertido. Creo que el hecho del contacto continuo con el balón (algo importante cuando eres pequeño) también fue importante. Al final, creo que más que llamarme, fue lo que me fue enganchando poco a poco a nuestro deporte».
– En tu faceta como jugador, ¿qué recuerdas?
«Mi mayor recuerdo como jugador no es cuánto al juego en sí, sino en cuanto a las relaciones, Yo me fui de casa a los 17 años y estuve 6 años en Castellón, dónde estuve jugando en distintas categorías (Nacional,Autonómica y provincial). Es igual el equipo o categoría en la que estaba en cada momento, lo que recuerdo es que “gané una familia”, gente que me hacía la vida más fácil y que hacía que estar a 300 kilómetros de mi familia y amigos no pesara, por suerte, hoy en día puedo decir que aún la mantengo y que cada 2-3 meses que sigo yendo a Castellón me reúno con unos u otros».
– ¿Y ahora como entrenador?
«Es curioso, porque yo no me dí cuenta en ese momento, pero en mis últimas temporadas de jugador ya tenía ese “alma” de entrenador, pues en terminar cada entrenamiento, antes de acostarme me apuntaba cada ejercicio que habíamos hecho e intentaba buscar el “porqué” o “para qué” servían, ya que no habíamos tenido una explicación. Cuando empecé por allá por el 2006, me di cuenta enseguida que me gustaba más estar en la banda del 40×20 que dentro y a partir de ahí todo ha ido rapidísimo. Cuánto más aprendes más te das cuenta de lo poco que sabes, el aprendizaje es continuo y el análisis u observación sobre todos los técnicos que te rodean te sirve de aprendizaje continuo. Lo mejor de esto es ir evolucionando, tengo amigos-compañeros que me conocen desde el principio que alguna vez me han preguntado en qué momento he cambiado esto o lo otro, pero el modelo de juego de mis equipos de hace 10 años, al de hace 5 años o al de ahora mismo no se parecen prácticamente en nada».

«Más que aprender, me gustaría es que disfrutaran, que esta experiencia fuera inolvidable para ellos y que les sirva como un motor para que sigan creciendo en la pista»

JOAQUIN ROCAMORA

Staff Técnico Handball Tour Academy

-¿Qué crees que es lo más importante que debe tener todo jugador?
«Es una respuesta muy compleja para responder. Creo que sin duda un jugador lo primero que necesita es educación. Hay cuestiones mucho más importantes que las técnico-tácticas. Si un jugador no tiene la consciencia apropiada, y no es capaz de entender el significado de palabras como deporte, competición o equipo es muy díficil lograr ser un buen jugador de balonmano. A partir de aquí, habrían muchas cuestiones, valores o conceptos sobre los que hablar».
-¿Dé que manera es importante incidir en los valores deportivos?
«Para lograr jugador@s para el alto rendimiento no es importante, es VITAL, sin duda alguna y como ya he dicho anteriormente la educación deportiva de un jugador no es algo negociable para llegar al alto rendimiento. Son muchas las muestras de adolescentes con una gran potencialidad que se queda en el camino, y en la mayoría de los casos esto ocurre por esa falta de educación o valores es etapas tempranas. Sin duda, antes de formas deportistas hay que formas personas, sino esto se convierte en una quimera».
-¿Qué te ha llevado a sumarte al proyecto del Handball Academy?
«Lo primero de todo mi pasión, no recuerdo el proyecto que me hayan presentado vinculado a balonmano y que yo de una forma u otra no haya intentado ayudar o ser participe de él. Lo segundo, la innovación. Creo que prácticamente en todo el territorio nacional no hay más de 2-3 proyectos que se puedan parecer a este y si los hay estamos hablando de muchos kilómetros de diferencia. Una vez dentro, mi experiencia en el campus el año pasado fue extraordinaria, la calidad humana de los compañeros que forman parte de él y el desarrollo del mismo fueron una experiencia muy bonita y que hace que quiera seguir vinculado por supuesto a este proyecto».
-¿Qué te gustaría que aprendieran los más pequeños en este Campus?
«Más que aprender los más pequeños lo que me gustaría es que disfrutaran, que esta experiencia fuera inolvidable para ellos y que les sirva como un motor más para estar vinculados a nuestro deporte. Que puedan coger refencias, que puedan ver que hay un camino por recorrer pero que las metas al final de éstos son muy gratificantes. Al fin y al cabo, lo más importante siempre en los pequeños es que se lo pasen bien y lograr que tengan ganas de más».
-A nivel técnico, ¿qué puede aportar el Academy?
«Es una semana donde se intenta pasar por todos los ámbitos o conceptos de nuestro deporte, creo que hay distintos prismas dentro del staff técnico que enriquecen nuestro campus, ya que la simbiosis que hay entre jugador@s y entrenador@s en el staff es muy importante. Sin duda, contamos con las referencias defensivas tanto masculina como femenina de nuestro territorio nacional como son Gedeón y Lara. Pero además, nos encontramos con visitas o masterclass dentro de la propia semana del campus, creo sin duda, que son muchos los detalles técnicos que se dan a lo largo de toda la semana y que por tanto los niñ@s que acuden a él pueden salir muy enriquecidos al termino de nuestra Academy»